Aperitivos-Tapas
Arroces
Bocadillos
Caldos
Carnes
Cócteles
Caracoles
Ensaladas
Guisos
Huevos
La huerta
La mar
Pastas
Postres
Salsas
Sopas
Cocina C. Valenciana
Buscar:

ayuda mapa del sitio

 

 

 

 

Tapas: generalidades

La palabra tapas deriva del verbo tapar, "para cubrir".

Según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua tapa es: “Pequeña porción de algún alimento que se sirve como acompañamiento de una bebida”.

La tapa es esencialmente un aperitivo que se toma entre las comidas principales como alimento que permite al cuerpo aguantar hasta la comida o la cena. En España, la cena se sirve generalmente entre 9 y 11 horas (incluso, a veces más tarde), dejando mucho tiempo entre el trabajo y la cena. Puesto que el almuerzo se sirve generalmente entre 1 y 3 pm, la larga distancia entre el desayuno, casi en la madrugada, y el almuerzo - o comida -, a primeras horas de la tarde, sigue obligando, no obstante, en algunos países mediterráneos, al tentempié, a l'apéritif o a la tapita, que proporciona también momentos para la necesaria tertulia o para el cambio de impresiones sobre el quehacer laboral. Debido a esto, se instauro una costumbre de ir "de bar en bar" (Ir de tapas) y comer de tapas en el tiempo que hay entre el fin de la jornada laboral y la cena. Otro tiempo común de tapeo es el fin de semana, alrededor del mediodía, como un medio de socialización antes de la comida en casa. . En muchas regiones de España es bastante habitual salir a cenar o a comer, especialmente los fines de semana a base de tapeo, forma de comer referida habitualmente como picar o picoteo.

Las tapas han llegado a convertirse en una seña de identidad española y son ofrecidas en los banquetes, en las recepciones de personalidades, en las pausas para descanso de algunas reuniones de trabajo, etc. (en los denominados tapas meeting).

Existen otras denominaciones de la tapa a lo largo del territorio español. Así en el País Vasco y en Navarra se suelen denominar pinchos, y se suele llamar poteo o chiquiteo al ir de tapas ("poteo" hace referencia a un vaso pequeño de vino, al que se llama "pote"). En Aragón se denominan "Alifara". A lo largo de la historia también se ha referido a las actuales tapas de diferentes formas, Cervantes, en "El Quijote", llamaba a las tapas "llamativos" y Quevedo "aviso" o "avisillo" por ser consumidos habitualmente antes de una comida principal.

La bebida que tradicionalmente acompaña a la tapa es el vino, cualquiera de ellos, propio de cada región: el txakolí joven en el País Vasco, el vino del Penedés o el cava en Cataluña, el ribeiro en el noroeste, el vino joven de Valdepeñas o de Rioja, Ribera del duero o el de la mancha en el centro o el jerez en el Sur. En Asturias y en algunas partes de las vascongadas, el vino se sustituye por la sidra, aunque cada vez se impone más el consumo de cerveza

La porción de tapas está diseñada para estimular la conversación porque la gente no está tan concentrada como cuando se come una comida. Además, es habitual que los comensales estén de pie y se mueven, mientras se toman las tapas. El tapeo puede incluso, reemplazar el almuerzo o la cena si la cantidad y la variedad de tapas basta para satisfacer el apetito.

Pero sin duda el aspecto más singular del tapeo reside en su carácter colectivo, y en el hecho de que los comensales asumen la verticalidad en este miniágape al que se quiere dar, paradójicamente, una informalidad ritual.

La elegancia del tapeo, la estética del rito, reside en una especie de demostración de indiferencia hacia la mesa y la silla, y hacia la propia comida que, aunque delicada y sabrosa, se toma de pie y en proporciones mínimas, rechazándose para esta ocasión el verbo “comer" para utilizar el de “picar" que pertenece al mundo de las aves.

En el tapeo se da prioridad a la alocución y al ritual. No cabe la demostración de glotonería ni la de materialidad. El arte de comer de pie tiene apariencias casi sacramentales.

Ante lo anteriormente expuesto se concluye que las tapas forman parte importante de la cultura gastronómica española. Son sencillas, rápidas y el mejor acompañamiento para un buen vino. ¿Pero cuál es su historia?, ¿quién las habrá denominado "tapas"?